Por Quiroz @quirozinvestiga

El Gobierno Boliviano a través del Congreso Nacional a puesto en agenda derogar la Ley que garantiza la integridad en el largo plazo del territorio indígena del Parque Nacional Isiboro Secure y el derecho de las comunidades para el desarrollo de su vida y su visión de futuro; quitando los mecanismos claros y contundentes de acción en contra de avasallamientos y sanciones a los asentamientos ilegales, para evitar la extracción ilegal de recursos naturales. Esto permitirá realizar la carretera, lo que llevaría a la destrucción del TIPNIS, abriendo paso a la siembra de coca, tala indiscriminada, exploración de hidrocarburos, narcotráfico y contaminación de las vertientes de agua.

La Constitución Política del Estado establece, entre los derechos de los pueblos indígenas originarios campesinos “A ser consultados mediante procedimientos apropiados, y en particular a través de sus instituciones, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles. En este marco, se respetará y garantizará el derecho a la consulta previa obligatoria, realizada por el Estado, de buena fe y concertada, respecto a la explotación de los recursos naturales no renovables en el territorio que habitan”

En lugar de más obras, tenemos ahora que deconstruir empleando a fondo nuestra mente prospectiva, mediante un parlamentarismo global fluido, que implique la aceptación sin reticencias de interrelaciones de mucha mayor sabiduría. Nos hacemos más sabios socialmente o pereceremos en masa, víctimas de nuestra propia desinteligencia, desorden colectivo que pretende ser arrogancia individual.
Actualmente, nuestro empeño colectivo es más anárquico que racional. Ahora, luego de la explosión demográfica, somos masas mucho más grandes de habitantes de extensos territorios con leyes unificadas sobre entendidas y cierto sentido de pertenencia. Esas entidades, no cultivan en su interior los mismos comportamientos que en su origen impulsaron nuestro ordenamiento territorial jerárquico. Ese biologicismo retrógrada retenido, es fórmula para que esas masas compitan por la igualdad, choquen entre si y se destruyan. Tiene que haber una refundación, una metamorfosis y dejar dentro y atrás la bestia que fuimos. La función del Estado es garantizar el cumplimiento de la Constitución y, sólo ejerciendo esa potestad no nacería una nueva sociedad.

Los principales factores para el cambio son la tecnología y la pedagogía. La tecnología se ha convertido en el factor más dinamizador del mundo, entendido éste, por lo que hemos hecho del planeta Tierra, poco menos que un basurero. El mundo se da por entendido cuando la pedagogía apunta en la dirección apropiada, de educación, de formación y no de deformación, con un maestro que cierra el aula para ir a la huelga. El mundo se comprende cargando cada uno su cruz, pero transitando por el sendero de la multiculturalidad, el multilingüismo y con nuestras extendidas capacidades cerebrales en diversos aditamentos para acumular, procesar y trasmitir conocimiento, que no solo es información. Es ejemplo. Hemos intentado hablar de evolución cultural plena de tecnología, saltando sobre nuestra biología, pero buscando las raíces de nuestra estirpe natural, ¿acaso hemos avanzado algo?.
El Cambio Climático toca a la puerta, no debe abrirle un mono constructor de rascacielos, vestido, depilado y perfumado, cuidadosamente entrenado para ocultar que no es gentil.
Al cambio climático no hay quien lo engañe, va a entrar de todas formas por cualquier rendija corroída. Hay que recibirlo como un nuevo inquilino. El picaporte lo debiera accionar gentilmente un ser humano que se haya acercado unos pasos al entendimiento de que es su padre, le dio origen a quien hoy llega a quitarle la vida.
El cambio climático debe actuar como catalizador del cambio social. Si no nos adaptamos como sociedades a los nuevos requerimientos ambientales, la población perecerá en catástrofes de mayor frecuencia y envergadura que aquellas a las que históricamente estábamos adaptados como especie.

Hemos creado herramientas y múltiples palancas tecnológicas que tienen escala de fuerzas geológicas, capaces de desenraizar los macroequilibrios que la biosfera fue creando a nivel planetario durante millones de años. No podemos seguir comportándonos como tribus a las órdenes del látigo de la avaricia. Continuar aceptando dogmas tribales, primitivismos, sacrificios y autoritarismos implícitos y explícitamente orientados a egoísmos revanchistas, son asesinatos autorizados de nuestra especie, un suicidio de la civilización misma. Tenemos que sobrepasar de una vez por todas nuestro pasado, construir no un mosaico de voluntades, sino un muy interconectado mundo globalizado, informatizado, que salte metamórficamente sobre nuestros biologicismos carnívoros y atavismos totémicos. Un mundo donde se tenga como principal valor la sostenibilidad, en la diversidad animal y por ende, humana. Ello implica un cambio social fluído, permanente, no traumático, pero profundo.

Toda la comunidad internacional se expresa sobre este atentado contra los pueblos indígenas de Bolivia. 61 organizaciones internacionales enviaron una carta pidiendo la paralización de la construcción de la carretera por el TIPNIS y el respeto de la voluntad de los pueblos indígenas que allí habitan. Los representantes de los movimientos sociales y la sociedad civil internacional, expresan apoyo al derecho de los pueblos indígenas a decidir libremente sobre proyectos de desarrollo dentro de sus territorios, y expresan profunda preocupación por las consecuencias que conlleva la propuesta de construir una carretera por el Territorio Indígena.

Bolivia incorpora principios dentro de leyes nacionales, como es la Ley de los Derechos de la Madre Tierra, promueve la participación de la sociedad civil internacional en el debate mundial sobre cambio climático, y ha organizado la Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. Sin embargo, el trabajo pionero del país sobre estos asuntos también significa una gran responsabilidad. La capacidad de Bolivia para seguir impulsando y presionado esta agenda vital depende de su coherencia y credibilidad moral en cuanto a temas de los derechos humanos y protección del medio ambiente.

La Ley que protegía el TIPNIS es un ejemplo de respeto para el medio ambiente y los derechos de los pueblos indígenas. Como Área Protegida por Ley, el parque significa un compromiso permanente a cuidar y garantizar los ecosistemas de la Amazonia, los Yungas y la diversidad de flora y fauna que se encuentra en estas comunidades naturales. Territorio donde viven los pueblos Yuracaré, Chiman y Mojeño-Trinitario, con las prácticas milenarias y ancestrales, y el ejercicio del derecho de auto-gobierno. El gobierno se ha comprometido a la protección de estos ecosistemas y comunidades a través del saneamiento y reconocimiento de este territorio indígena, y la protección del parque nacional. Empero, contra todo razonamiento de actualidad este compromiso se desmorona por la propuesta de construir una nueva carretera de único fin cocalero que dividirá el territorio en dos y acelerará las tendencias preocupantes de desforestación, colonización incontrolada, y desplazamiento de comunidades de pueblos indígenas preexistentes.

La carretera va empeorar la desforestación actual. A pesar de que el TIPNIS es una Área Protegida ya se han desforestado decenas de miles de hectáreas por la coca ilegal. La carretera acelerará la desforestación porque va a aumentar el acceso para la tala ilegal y promoverá el asentamiento de los colonizadores y los productores de la hoja de coca, tal cual sucede actualmente con la línea roja del mencionado parque nacional. Un estudio demuestra que solo con la propuesta de la carretera ya se prevé la desforestación de 64% del parque hasta el 2030, un aumento significativo en comparación con la proyección de una pérdida de 43% sin la carretera. La sobrevivencia de la diversa flora y fauna de la región con especies en vías de extinción, depende de políticas que deben prevenir la desforestación en vez de acelerar y promoverla con planes que más caen en terreno delincuencial, que viola tratados y compromisos coherentes con el discurso a nivel internacional.

Se construye la carretera en clara violación de los derechos de las comunidades. El Gobierno entregó el título oficial para la TCO (Tierra Comunitaria de Origen) del Isiboro Sécure a la subcentral del TIPNIS reconociendo su legitimidad e indicando que: “construir la carretera representaría una amenaza a la vida de nuestros pueblos, por la pérdida de los recursos naturales y la biodiversidad que sustentan la vida de los Moxeños, Yuracarés y Chimanes: una vida y cultura que hemos mantenido en nuestro territorio desde antes de la creación de Bolivia y donde vamos a seguir viviendo en el futuro”. Considerando éstas conclusiones, la reunión resolvió por voto mayoritario que “de manera abrumadora e innegociable rechazamos la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos y cualquier otra carretera que vaya afectar nuestro territorio”. Y esta escrito con sangre.

Leemos con tristeza pero sin sorpresa cuando el presidente y dirigente máximo de los cocaleros se contradice: “Quieran o no quieran vamos construir este camino” y “Vamos a hacer la consulta pero deben saber que no será una consulta vinculante”. Estos pronunciamientos no son coherentes con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Un acuerdo internacional que ha sido apoyado por el Estado Plurinacional de Bolivia. En el Artículo 32 de la Declaración dice: “Los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por conducto de sus propias instituciones representativas a fin de obtener su consentimiento libre e informado antes de aprobar cualquier proyecto que afecte a sus tierras o territorios y otros recursos, particularmente en relación con el desarrollo, la utilización o la explotación de recursos minerales, hídricos o de cualquier tipo.”

Nos preocupa que el gobierno boliviano denuncie a sus ocasionales oponentes de la carretera como “enemigos de la integración y de la economía nacional”, monitoreado sus llamadas telefónicas, acusándolos de colaborar con “intereses oscuros”, en vez de reconocer su “blanco interés”. Se ha introducido campesinos acarreados de zonas cocaleras prometiéndoles dotación de tierras en el parque. El hecho de que Bolivia no haya respetado el derecho de los pueblos indígenas a “determinar y desarrollar prioridades y estrategias para el desarrollo o uso de sus tierras”, como exige la Declaración de las Naciones Unidas (UNDRIP), representa un paso atrás muy significativo para los derechos de los pueblos indígenas, pero más que esa injusticia, es un daño a un refugio de vida natural que destruye lo más valioso de la Tierra.

El conflicto sobre el TIPNIS también pone en riesgo otros territorios indígenas. Los diferentes comentarios emitidos desde su gobierno dan la impresión que la polémica actual no es un caso aislado y es un precedente que puede aplicarse a otros proyectos en parques nacionales, territorios indígenas y otras Áreas Protegidas. De su gobierno se escucha: “no será el único camino que atravesará zonas protegidas, serán muchos otros más”. Establece un funesto precedente para no respetar la voz de los pueblos indígenas, al cual este gobierno dice representar, porque cuando se pronuncia sobre su preocupación por el futuro de sus tierras, la política de este gobierno se basa en proyectos de desarrollo que destrozará el medio ambiente y jamás preservarlo.

El cumplimiento al respeto de los pueblos indígenas y el medio ambiente como tarea fundamental ya es una visión global común que tiene que ser implementada aquí en el marco de recuperar la justicia global, la cual solidarizamos con el Planeta y sus pueblos.

No necesito poner las 61 organizaciones. La firmo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s